Montaña de prades

publicado en: Sin categoría | 0

Las montañas de Prades son un enclave natural increíble que da la oportunidad de pasar un buen día en familia. Se pueden realizar distintas actividades lúdicas, deportivas y culturales. Si bien es un destino elegido por muchos para pasar unas vacaciones, si solo quiere hacer una escapada de un día, ¡también es posible!

Qué hacer y ver en un día en la montaña de Prades

Recibe este nombre por estar situadas cerca de la Villa Roja de Prades, un pequeño pueblo que recibe este nombre por el color de sus casas rojas que se extienden por toda la localidad.

Esta es la primera parada que debes hacer si vas de visita a las Montañas de Prades. Calles y callejones rústicos y tradicionales te esperan para que te pierdas por ello mientras escuchas la mágica risa de los niños del lugar.

No te olvides visitar su fuente renancetista y su iglesia, que si bien es modesta, se erige majestuosa sobre la plaza porticada de la villa.

La ermita de L’Abellera es un hermoso centro situado en la cima de una colina al que se puede ir caminando y desde donde se ven unas hermosas vista del valle del Brugent.

Si después de tanto caminar os ha dado hambre, Capafonts es vuestra siguiente parada. Allí disfrutan de una excelente gastronomía y cuentan con productos autóctonos deliciosos como las patatas de Prades, la miel, las castañas o las setas. ¡Y por no hablar de su pan elaborado en un tradicional horno medieval! Todo un icono del lugar que debes ver.

Farena es un pequeño pueblo que también os recomendamos visitar pues está construido sobre rocas con hermosos senderos por los que caminar. Allí encontrarás una preciosa poza en la que darte un chapuzón.

En Alcover, otra pequeña localidad, encontrarás un museo de fósiles muy interesante que cuenta la historia de cómo era el lugar hace millones de años.

Y cómo no, el Poblet, Patrimonio de la Humanidad, es un impresincible que no puede faltar en vuestra visita a las montañas de Prades. En este pequeño pueblo hay un atractivo más: el soplado artesanal del vidrio, una oportunidad que no tendrás en muchos otros lugares en el mundo.

Y para concluir el día, una visita a la cuevas de L’Espluga será la guinda a un día maravilloso. O si no, siempre puedes optar por hacer un taller en el Museo de la Vida Rural o por visitar los lavaderos de Vilaverd.

El turismo nacional es lo que premia este año, y optar por rincones naturales con pueblos con encanto como las montañas de Prades es una opción muy asequible que dejará recuerdos imborrables en tu mente.

Ya sabes que el turismo rural encierra, además, muchos beneficios para la salud física, pero sobre todo para la mental. Elige unas vacaciones diferentes este año y disfruta de las Montañas de Prades.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *